ESPACIO THOT

Un espacio de reflexión, información y cuando se puede un poco de humor – Por Marina Pagnutti.

Archive for octubre 2010

Aumentan los casos de médicos agredidos por pacientes

with one comment

Dos de cada diez médicos que hacen guardias en los 33 hospitales porteños afirmaron recibir algún tipo de golpe por parte de pacientes o de familiares, según una encuesta realizada por la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires.

Por Marina Pagnutti

Y así se comprobó un nuevo caso más de violencia, cuando el sábado 9 de octubre, la situación se agravó: un médico del Hospital Durand fue golpeado con un fierro y sufrió el quiebre de una vértebra cervical. Por la acumulación de episodios, el martes 19 de octubre, los médicos hicieron un paro de dos horas, para reclamar por la protección de sus propias vidas

Sin embargo no es un problema que se da solo en Capital. También desde la Federación Médica Argentina (FMA) anunciaron que los casos de maltratos “se cuentan por decenas cada mes en todo el país.”

En el conurbano, los casos de agresión se multiplican, ya que punteros políticos, como sostienen desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (ASPS) “van a los centros de salud o a los hospitales y exigen atención inmediata. De lo contrario, amenazan”

La violencia hacia el cuerpo médico se desarrolla en paralelo con las desigualdades sociales y con un sistema de salud colapsado.

Entrevistado para Espacio Thot y AM 750, el presidente de la Asociación de Médicos Municipales (AMM) Jorge Gilardi, explicó como es el panorama que viven todos los días.

ESCUCHAR ENTREVISTA a  Jorge Girardi (AUDIO)

Los médicos agredidos no saben cómo reaccionar frente a los insultos y golpes de pacientes. Muchos necesitan asistencia psicológica y eso perjudica el ejercicio de la profesión y un correcto servicio al enfermo o herido.

La saturación del sistema de salud pública, el aumento del consumo de drogas y alcohol, y la exigencia de los pacientes son algunos de los motivos.

La primer medida de los médicos porteños fue un paro, para exigir medidas concretas de seguridad. Exigieron a Mauricio Macri que disponga más vigilancia en guardias y ambulancias.

En abril pasado también habían parado por el mismo motivo. “Necesitamos que se cuide a los que cuidan” , enfatizó Gilardi.

En 15 días se volverán a reunir las asociaciones gremiales de salud con funcionarios del gobierno porteño.

Autor: MP
Fuente: Espacio Thot / Radio AM750

Anuncios

Cómo es la vida de los miles de argentinos que trabajan bajo tierra

leave a comment »

Sólo en Buenos Aires, más de cuatro mil personas trabajan a diario sin ver la luz natural: trabajadores del subterráneo, vendedores ambulantes, galeristas, músicos, técnicos y operadores de tuneladoras, entre otros empleados. Cómo los afecta y cómo repercute en el organismo su vida bajo tierra. El caso de los mineros es extremo, pero especialistas advierten que a cualquier persona que permanezca varias horas debajo de la tierra se le altera la percepción del tiempo y la temperatura ambiente. y hasta experimentan otras sensaciones corporales. Un efecto común es que no pueden dormir bien.

Por Marina Pagnutti

Conductores, vendedores ambulantes, galeristas, músicos, técnicos y operadores de tuneladoras comparten la compleja condición de no ver el sol mientras realizan sus tareas. Algunos, según la actividad que desarrollen, corren más riesgos en su salud que otros. Sin embargo, la falta de luz natural en sus retinas y cuerpos, con el tiempo, los expone a sufrir las mismas consecuencias psicofísicas, como ser ansiedad, depresión, fotofobia, aceleración del ritmo biológico, más que cualquier otro trabajador que tenga una actividad tradicional y sobre la superficie.

Los subterráneos, las galerías comerciales y túneles de la Ciudad no descansan solitarios, porque hay trabajadores que se encargan de su mantenimiento, o simplemente porque su negocio se encuentra bajo el asfalto. Allí, en ese espacio artificial, trabajan a diario más de 4 mil personas contratadas.

Según Metrovías, la empresa cuenta con 4.100 empleados distribuidos en la Capital. En los andenes, también se encuentran 200 locales comerciales que como mínimo cuentan con un empleado por comercio, es decir 200 personas más. Mientras que van y vienen 1,5 millón de pasajeros por día en días hábiles.
Todos ellos comparten su rutina con vendedores ambulantes y músicos, y muchas veces pierden la noción del tiempo, con lo cual deben adivinar cómo está el clima observando a quienes bajan a las entrañas de la Ciudad.

En el caso de AySA, son sesenta los técnicos especializados y encargados de inspeccionar, instalar, reparar y mantener las cámaras subterráneas de agua y cloacas.

Está claro que sean expertos, técnicos o comerciantes, por opción o elección, subsiten en un mundo laboral diferente, en un submundo como forma de vida. Sin duda, permanecer horas bajo la superficie a la larga trae sus consecuencias. No sólo altera la percepción del tiempo, también cambia la temperatura ambiente y hasta se perciben otras sensaciones corporales.

El caso de los mineros es el ejemplo más extremo y comprometido de los oficios que se realizan bajo tierra. Están sometidos a contraer un amplio abanico de enfermedades y trastornos, casi siempre generados por el desprendimiento de gases y malas condiciones de ventilación.

“En la mayoría de los yacimientos de carbón se desprende un gas llamado grisú, que afecta seriamente las vías respiratorias, y se acentúa si el lugar no posee buena ventilación, provocando una disminución de la calidad de vida”, cuenta a PERFIL Bernardo Schalamuck, geólogo e investigador del Conicet.

La tragedia con final feliz que vivieron los 33 mineros, durante setenta días a 700 metros de la superficie, en Copiapó, Chile, no hizo más que revelar las precarias condiciones laborales y de insalubridad a las que están sometidos los trabajadores del sector.

“Los mineros respiran un aire viciado, por eso fabrican chimeneas para ventilar e inyectan oxígeno. Porque a mayor profundidad aumenta la temperatura. Es decir: cada 33 metros aumenta un grado la temperatura ambiente y la humedad. Entonces es vital que las condiciones del lugar estén en regla, para no lamentarse tarde”, advierte Schalamuck.

El hecho de inyectar oxígeno y aire fresco es obligatorio. De todas formas, dicen los especialistas que no es sencillo refrigerar un lugar como una mina; por estos motivos, los mineros cuentan con un entrenamiento especial para resistir la actividad, sumado a una carga horaria más reducida. En principio, no más de seis horas.

“La silicosis es la enfermedad más común que padecen estas personas. En la manipulación y extracción de minerales siempre se desprenden polvillos, entre ellos el sílice. Y sabemos que muchas veces no se cumple con las normas de seguridad necesarias, y eso aumenta el riesgo de enfermedades”, explica el investigador.

El Decreto 4.257/68 de la Ley 17.310 sobre trabajos insalubres establece un régimen especial de jubilaciones y pensiones para quienes cumplan “tareas penosas, riesgosas, insalubres o determinantes de vejez o agotamiento prematuro”.

En su artículo 1 expresa que “tendrán derecho a la jubilación ordinaria con 55 años de edad los varones, y 52 años las mujeres, en ambos casos con treinta años de servicios”.

Precisamente, el punto “E” del artículo citado se centra en la actividad minera, identificando a los beneficiarios de una jubilación temprana al “personal que se desempeñe habitualmente en tareas mineras o de cielo abierto, realizando labores de obtención directa de productos mineros”, y, además, en su punto “F” apunta al personal que trabaje regularmente en “lugares o ambientes declarados insalubres por la autoridad nacional competente”.

La ley no se presta a confusiones, a mayor riesgo de salud, las condiciones previsionales y de trabajo deben favorecer al empleado. Pero muchas veces la ley y el ejercicio laboral van por vías distintas, no se cumplen y perjudican al más débil.

Cuerpos alterados

Somos seres diurnos gobernados por un cerebro encargado de medir el tiempo. Y una de sus tareas es enviar información temporo-espacial, para indicarle al cuerpo qué hora es, el punto corporal al que solemos identificar como reloj biológico.

“Para que el reloj interno funcione bien, tiene que estar de acuerdo con la sucesión de días y noches, sincronizarse y estar regulado por el ciclo de luz y oscuridad, y por la alternancia de días y noches”, sostiene Diego Golombeck, especialista en cronobiología.l

Todos elegimos ser matutinos o vespertinos. A los adolescentes se los denomina “búhos” porque se acuestan más tarde, y a los ancianos “alondras” porque prefieren levantarse más temprano. El especialista asegura que “es una cuestión biológica, no cultural. En la jerga se llama cronotipos a la preferencia horaria”. La mayoría de la población es neutra. Pero el 10% tiende a ser más vespertino o matutino, y tiene que tratar de adaptar su rutina con su cronotipo.

El biólogo explica que el permanecer mucho tiempo en la oscuridad, o aislado, tiene su primer impacto en el descanso. “Estar aislado, o en penumbra, como está un trabajador bajo tierra, altera mucho la sincronización de los ritmos, y eso sin duda conlleva a un trastorno de sueño y vigilia.”

Al dormir mal, las funciones vitales se alteran provocando irritabilidad, agresividad y mayor predisposición a equivocarse, a cometer accidentes; y con el tiempo, si se mantiene una deuda de sueño, el organismo comienza a enfermarse.

“La falta de descanso, y más si es crónica, puede generar todo tipo de enfermedades. Incluso el último informe de la OMS revela que el trabajo en turnos rotativos, o los que van alterando el ritmo biológico es un indicador de riesgo para el cáncer. Lo más leve son trastornos gastrointestinales”, adelanta el experto.

Golombeck hace una diferencia interesante sobre las horas que se viven en penumbras o aislado, porque la sensación temporal bajo esas condiciones supera las 24 horas.

“El reloj interno que mide el cerebro tiene sus cálculos endógenos y autónomos para informar qué horario es. Pero los días que genera no son exactamente de 24 horas. Son más largos, entre 26 y 28 horas. Por eso es que tiene que sincronizarse y se ajusta todos los días al percibir la luz ambiental. Si no se pone en hora, sucede que se alargan. Lo cual no es grave, pero la percepción del tiempo cambia”, explica.

La psiquis también se ve comprometida en actividades que demandan aislamiento, o sea subterráneas, o las que alteren el ciclo de vigilia.

“No hay patologías, pero sí condicionamientos. Es posible que presenten una disminución de estímulos que puede tener en un ámbito más abierto. Impacta directo en la salud. En el costado más negativo, y prolongado, se pueden desatar fobias, estrés, miedos, pánico al encierro”, explica el psiquiatra Enrique Stein, de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA).

Para que el estrés no se transforme en patológico, Stein sugiere generar situaciones que faciliten recrear posibles momentos de encierro. “Hay que crear un simulacro de estrés con el otro a través de la palabra, del juego, y compartir objetivos. Para aprender y estar preparados para imprevistos.”

El psiquiatra también señala que los trabajos que no demandan una interacción con otras personas, o son solitarios, hacen que “los vínculos queden reducidos, acotados a los estímulos que reciben”.

Golombeck, en concordancia con Stein, agrega que “en el caso extremo de los mineros, por lo general tienen problemas de adaptación a la luz (fotofobia) y cuando salen a la superficie les cuesta adaptarse (fotosensibilidad)”.

“Es decir: si están seis meses bajo tierra, pueden recuperar la visibilidad en un mes”. añade.

Para muchos, vivir en las profundidades tiene un misterio cautivante, pero detrás de lo diferente, a veces, la autonomía corporal busca salir a lo convencional.

Seis meses en una caverna

En 1972, el geólogo francés Michel Siffre realizó un experimento: vivió durante seis meses aislado en una caverna, a casi 500 metros de la entrada, donde no llegaba la luz del sol. La idea era estudiar qué sucedía con sus ritmos biológicos, sus ciclos de sueño y su estimación del tiempo.
Se comunicaba con los investigadores del exterior por medio de un teléfono, e indicaba las diferentes pruebas psicofisiológicas que iba realizando.
Una de las consecuencias fue que sus días duraban más de 24 horas –sus días llegaron a durar 28 horas–; o sea, según su percepción, pasó menos tiempo en la cueva de lo que realmente había sucedido.
Asimismo, registró síntomas de ansiedad, depresión y problemas con su ciclo de sueño. Cuando terminó el experimento, salió de la cueva con problemas en la visión y con trastornos psicológicos, que le llevó algunos meses revertir. (versión completa en la edición gráfica)

Ver nota en Perfil.com
Autor: Marina Pagnutti
Fuente: Diario Perfil -El Observador- 23/10/10

Peces gordos en la mira

with one comment

Son hábiles, y se las arreglan para burlar al sistema. Pero no lo hacen solos, y se escudan en elaboradas artimañas profesionales dedicados al curro, no al trabajo como diría un español, sino a currar, a evadir, falsificar y a todos los términos relacionados con el acto de estafar.

Por Marina Pagnutti

Hace unos días, tras una extensa investigación de cinco años, fueron pescados un par de pececitos rebeldes y relevantes que nadaban en dos grandes empresas. Una es Cargill y la otra Bunge.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, a principios de octubre explicó que “el 30% de las grandes empresas que facturaron más de $100 millones declararon que no ganaron ni un solo peso en 2009”. Esto significa, que si la distribución de utilidades estuviera vigente no se podría hacer efectiva en estas empresas, “porque el 10% de 0 es CERO”.

Así que ahora todo va a pérdida. Bueno, sí, esta vez perdieron los que siempre ganan.
Embargaron a las dos empresas. En Cargill ya procesaron a sus directivos por presunta evasión impositiva, se dispuso un embargo de $100 millones al presidente y a un gerente y están cerca del juicio oral y pueden sufrir penas de hasta 9 años de prisión. Y Bunge, también fue embargada por evasión tributaria agravada, equivalente a un monto aproximado de 1100 millones de pesos.

La investigación fue detectando en estos últimos años, todos los movimientos financieros, la presentación de documentación engañosa, facturas apócrifas y triangulaciones a los paraísos fiscales.

Ante estos delitos constantes, en marzo de 2010 el Ejecutivo lanzó el proyecto de modificación de la Ley Penal Tributaria, la 24.769, que hace foco en elevar los montos de multas a pagar y busca efectivizar las condenas, es decir, que el que evade vaya preso. Desde entonces, los tecnicismos y la falta de acuerdo de los bloques opositores, y hasta del propio oficialismo, el proyecto reposa inconsciente como un cuerpo a punto de visitar la morgue.

A fin de entender los números que impulsaron la reforma, el fisco nacional dio a conocer los siguientes datos estadísticos:

  • De 14.501 causas iniciadas, sólo 234 (1,61%) tienen condena y 1.251 (12%) cuentan con procesamientos.
  • Del total, sólo 9,58% supera el millón de pesos evadido.
  • El 58% se encuentran finalizadas. Por lo tanto, 6.151 se encuentran en trámite

El Sindicato de Trabajadores de la AFIP (AEFIP) destacó la necesidad de que se de pronto tratamiento al proyecto de ley y endurecer así las penas para los evasores.

El gremio sostuvo que “en este modelo de país, en donde desde el Estado se incentiva a la producción, el trabajo y la distribución del ingreso en forma más justa, es necesario tomar conciencia ciudadana de que los impuestos tienen un carácter social y patriótico”.

Subrayó que,  mientras el proyecto continúe encajonado en el Congreso “ quienes merecen ser tratados como delincuentes al no pagar impuestos, quitándole la salud, la educación y el trabajo a los que menos tienen, continuarán favoreciéndose impunemente y circulando libremente como buenos ciudadanos ”.

El secretario de prensa del gremio, Roberto Gómez, recordó las palabras de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, cuando dijo que “es necesario que los procesos penales continúen y vayan presos los grandes evasores de impuestos”
Y así lo expresó en parte de la entrevista que le hice para AM750.

Escuchar testimonio de R. Gómez

Apuntó que debe haber “traje a rayas para los que evaden “porque la evasión es un grave delito y una estafa contra la sociedad toda, que como tal debe ser penada alguna vez en nuestra querida Argentina y lo más apropiado para ello, es la cárcel común, como cualquier otro delito”.

Nota relacionada:

Entrevista a José Sbattella, presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF)  “La mayoría del lavado en nuestra región proviene de la evasión y el tráfico de drogas”

Autor: Marina Pagnutti
Fuente: Espacio Thot y AM750 – 17-10-10

Foto: IB

Written by elthot

octubre 18, 2010 at 5:48 PM

Cazadores de sombras

leave a comment »

¿Fotos sin cámara? Son sombras retratadas con el mejor ojo del autor. Es la magia de fijar sombras en superficies sensibles a la luz.
Una exhibición en Londres tendrá a cinco artistas especializados en la técnica: Floris Neusüss, Pierre Cordier, Susan Derges, Garry Fabián Miller y Adam Fuss. Durante 20 años lograron reproducir imágenes manipulando químicamente el papel y jugando con las luces. El resultado de estos ‘Shadow Catchers’ es plasmar figuras y objetos cargados de simbolismo.

Ver expo

Written by elthot

octubre 9, 2010 at 7:03 PM

¡Marche la educación al cuartel!

leave a comment »

La apertura de los cuarteles militares no deja de ser un tema polémico, sobre todo si se los relaciona con la educación y la contención.

Otro nuevo intento vio la luz. Un nuevo proyecto logró media sanción en el Senado y reavivó la discusión.

Así fue que la Cámara alta aprobó por 33 votos a favor, 31 en contra y 2 abstenciones el proyecto de Servicio Cívico. La iniciativa busca establecer el Servicio Cívico Voluntario, destinado a ciudadanos de entre 14 y 24 años que no estudian ni trabajan y que se encuentran en situación de “riesgo social”.

La medida que fue impulsada por la oposición (UCR y PJ disidente), propone utilizar instalaciones inactivas de las Fuerzas Armadas para enseñar oficios y artes a los interesados que, además, cobrarán un subsidio de tres asignaciones familiares por hijo. El servicio no podrá durar más de un año y los voluntarios no podrán ser beneficiarios de otros planes sociales de ayuda nacionales o provinciales.

Por otra parte, un trabajo realizado por tres economistas reveló que pisar el cuartel o volver a la colimba no garantiza a la sociedad más seguridad, más bien todo lo contrario.

El estudio económico “Crimen y Conscripción” demostró que por esas vías el delito no desciende. Todo lo contrario. Lo eleva.

Ellos son Martín Rossi y Sebastián Galiani, de la Universidad de San Andrés, y Ernesto Schargrodsky de la Universidad Di Tella, quienes analizaron una muestra con miles de casos de varones que realizaron la “colimba” entre las clases 1929 a 1975.

Para los que no pisaron el cuartel, el porcentaje de los que terminaron con algún tipo de prontuario fue del 6%. Para los que sí hicieron el servicio militar, en cambio, la tasa sube a 6,27%. Y el cambio de 21 a 18 años también elevó la tendencia. Sin duda, datos que echan por tierra la idea de que el Ejército es la salida.

Horacio Ballester, presidente del Centro de Militares para la Democracia Argentina (CEMIDA), dio su testimonio y destacó su disconformidad con la idea que el servicio militar corrige a alguien.

Otra prueba más que sostiene que el ámbito educativo por excelencia es la escuela y no el regimiento. (VER NOTA COMPLETA)

Escuchar Testimonio Ballester

Algunos datos
* En la Argentina, el Servicio Militar Obligatorio se estableció en el año 1901 por el entonces teniente Pablo Richieri, bajo la ley N° 4.301.
* En marzo de 1994, el asesinato del conscripto Omar Carrasco, puso en tela de juicio al SMO. El 31 de agosto de ese año, el ex presidente Carlos Menem, lo suspendió.
* Hoy, casi 21 mil argentinos forman parte de la tropa del SERVICIO MILITAR VOLUNTARIO de las tres fuerzas.
* Los salarios se ubican entre $ 2500 y $ 4000 y varían según el lugar del servicio, la composición del núcleo familiar y el grado;
* Según el Ministerio de Defensa, el 70% de los voluntarios no cuenta con el secundario completo. Sin embargo, casi el 90% desea obtener el título de educación media.

Autor:  Marina Pagnutti
Fuente: Diario Perfil/Espacio Thot/ La Patria transpirada AM750