ESPACIO THOT

Un espacio de reflexión, información y cuando se puede un poco de humor – Por Marina Pagnutti.

Tragedia en Villa Urquiza: Especialistas analizan las hipótesis del derrumbe del gimnasio

with one comment

El desmoronamiento del local ubicado en la calle Mendoza 5030, que tuvo como resultado tres muertes, abre el debate sobre los procedimientos y revisiones que se realizan en las construcciones de la Ciudad. Expertos opinan las posibles causas de la tragedia.

Por Marina Pagnutti

Aceleración de tiempos, impericia profesional, falta de profundidad en los controles de obra, e insuficientes verificaciones; dicen los especialistas que podrían ser algunas de las causas que originaron el desplome.

Mientras la justicia y los peritos comienzan con los trabajos de análisis y relevación de pruebas, cuatro especialistas del rubro de la construcción cuentan a PERFIL su impresión de los hechos.

Si bien todos coinciden con la necesidad de efectuar un replanteo y mayor revisión en los procesos de verificación por parte del Estado, cada uno acentúa distintos puntos de vista.

Ricardo Koop, presidente de la subcomisión de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) sostiene que “podría tratarse de un caso de mala praxis profesional, que al parecer no respetó los tiempos de excavación”. En cambio, para el arquitecto Rodolfo Livingston, el origen del siniestro se desprende por “una indiferencia existente por parte del Estado y la sociedad en materia de seguridad. Estas situaciones dramáticas  ocurren porque no se repara en eso”.

Para el ingeniero Néstor Guitelman, del Consejo Profesional de ingeniería civil (CPIC) y profesor de cimentación en la UBA, el problema radica en la falta de seguimiento profesional. “Se evitarían tragedias si los directores de obras supervisaran de forma activa todas las etapas del plan. Y mucho más cuando se subcontratan otras empresas, como ser las de excavaciones”.

En cambio, Atilio Alimena, arquitecto y defensor adjunto de la Defensoría del Pueblo dice que “hace cinco años la premisa de muchas empresas constructoras es ganar tiempo, y si hay daños a terceros se pagan, porque hay dinero. Por eso creo que se debería profundizar en la requisitoria profesional, en las sanciones, y en los controles¨.

La UOCRA denunció irregularidades, el Gobierno porteño aseguró que dio lugar a las denuncias y verificó el predio, y el ingeniero Guillermo Heyaca Varela, a cargo de la obra, dijo que su trabajo lo hizo bien.  Entonces, ¿Cuáles fueron los desencadenantes del derrumbe?

A. Alimena: La UOCRA elaboró un informe y posiblemente llegó a mesa de entrada el día 17, pero cuando el Gobierno mandó a verificar al otro día, en el terreno ya no había nada, y hasta el lunes 8 de agosto ni se tocó. En ese lapso se mandaron dos inspecciones: una el 18/6 y la otra el 13/7. Y cuando verificó la Agencia Gubernamental de Control encontró el terreno limpio y cerrado. Sucede que en el ínterin, posiblemente el ingeniero Heyaca Varela mandó una potente máquina para demoler, para ganar tiempo.

Aunque aparentemente esté todo en regla, creo que hay que reconsiderar y reformular los procedimientos que se están utilizando en la ciudad.

N. Guitelman: El problema fue el descontrol, las irregularidades, y la falta de seguimiento profesional. Lo que hay que aprender de la tragedia es que hoy las empresas de excavaciones con solo estar registradas pueden demoler así nomás, porque no tienen la obligación de tener a un profesional al frente de la demolición. Tendrían que contar con un técnico o experto que tenga presencia activa, para que no suceda la impericia circunstancial. En este caso se utilizó una máquina potente para sacar más tierra en poco tiempo, y en ese cuadro de situación la máquina superó cualquier posibilidad de reacción. Pero eso no delega responsabilidades.

R. Livingston: A simple vista, falló la submuración de obra, ya que no se respetó los cimientos de la casa lindera, que posiblemente por su antigüedad la profundidad de los cimientos sea de un metro. Y si le hacen un agujero de 5 metros pegado a esa débil estructura desde luego pierde estabilidad. Entonces la submuración con una grúa como la que utilizaron, es una barbaridad. El director de la obra tendrá que hacerse cargo. Pero cuando hay una casa vieja hay que tener más cuidado con los trabajos. La UOCRA denunció, envió varias cartas y no tuvo devolución. El problema es la indiferencia por parte del Gobierno de la ciudad y de los ciudadanos. Todo esto ocurre porque se piensa más en las ganancias, y los funcionarios hacen la vista gorda.

R. Koop: La explicación es compleja, porque podría tratarse de una mala praxis profesional, pero habría que esperar las pericias.

En estos casos, en la etapa de excavación, es donde más controles se deben hacer. Es la parte más riesgosa de una obra, porque quedan expuestas las cimentaciones de los edificios linderos, que es donde más cuidado hay que tener para evitar estas consecuencias.

¿Hubo negligencia con los tiempos de demolición? ¿Se utilizaron máquinas inapropiadas para la superficie del terreno?

NG: Hay un problema con las excavaciones. Las empresas constructoras no tienen por lo general máquinas para excavar, y subcontratan. Entonces la empresa subcontratada tiene que tener un profesional responsable en la excavación. Y no lo tienen. En este caso, llegué a escuchar que el maquinista estaba como loco. Acá pasó que la empresa de excavación no tenía a nadie. Entonces, en la etapa de excavación, submuración y todo lo que es bajo tierra parece pedir un cambio urgente de actitud.

AA: Desde el 2008 ya había denuncias en la misma cuadra de Mendoza 5082 y en 5052 por daños ocasionados con otras obras. Las rajaduras y demás problemas surgen de la sensibilidad de las estructuras antiguas. Son cimientos casi superficiales, tal vez tengan un metro o más, entonces cualquier excavación los resiente. Y en este caso la máquina utilizada era demasiado potente.

RK: Cuando se excava al lado de un edificio nuevo, el riesgo se minimiza, porque sus fundaciones son de hormigón y más profundas. Pero el riesgo aumenta cuando la cimentación es vieja y con poca profundidad. Además se agravó por alguna intervención dentro del gimnasio para hacer más espacio. Todo colaboró para el derrumbe.

El procedimiento normal se inicia con una excavación central, dejando 60 centímetros sin tocar la tierra al costado de la medianera, y después se va socavando de a tramos de 2 metros, lo que se llama submuración, y una vez que está fraguada esa pared, es decir la medianera lindera, recién ahí se retiran otros tramos de la pared, de manera alternada. Es un trabajo que demanda no menos de dos meses. Y en el caso de Villa Urquiza recién había comenzado la excavación y se retiró toda la tierra. Se aceleraron los procesos.

¿Qué medidas se deberían adoptar para evitar otra tragedia?

RL: Mientras se siga mirando para otro lado, se otorguen habilitaciones y permisos indiscriminados, y exista la falta de control, esto continuará.

AA: Es importante respetar las normas de seguridad e higiene en los trabajos. La UOCRA viene denunciando a nivel nacional, que cada tres días hay un muerto por falta de seguridad en las obras. Entonces tendríamos que ser conscientes, no ganar tiempo y después lamentar la pérdida de vidas, profundizar los controles de verificación, que el Consejo Profesional de Arquitectos haga un seguimiento de estos casos y se abra un registro de reincidencia por mal desempeño, y de comprobarse la mala praxis, inhabilitar al profesional para siempre.

NG: Esto no es una crisis generalizada como dicen algunos fundamentalistas que buscan frenar las construcciones en Buenos Aires. Hay que perfeccionar los mecanismos de control y obligar a los técnicos a fiscalizar los avances de la obra en el lugar.

RK: Si el profesional hace las cosas bien no debería pasar esto. Hay que replantear el sistema de fiscalización, incorporando más verificaciones de obra. Actualmente se realizan cuatro. Tal vez se podría agregar una quinta, verificando el estado de medianeras al comienzo de la construcción. Sobre todo en los casos de edificios antiguos.

Autor: MP
Fuente: Diario Perfil 14/8/2010

Anuncios

Written by elthot

agosto 14, 2010 a 5:11 PM

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] K: Hay que replantear la fiscalización, con más verificaciones. Sobre todo, en los casos de edificios antiguos. ver nota completa […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: