ESPACIO THOT

Un espacio de reflexión, información y cuando se puede un poco de humor – Por Marina Pagnutti.

Un conflicto con sabor amargo

leave a comment »

Fernando Nebbia, presidente del Centro Azucarero Argentino explica por qué falta azúcar y  afirma que en pocos días el suministro del producto se normalizará

Marina Pagnutti

Mientras los ingenios y cañeros decidieron adelantar la zafra 2010 para equilibrar los niveles de producción y abastecer el mercado interno, desde el Centro Azucarero Argentino aseguran que en tres semanas se normalizará la recepción de azúcar en los comercios. Qué factores provocan el desabastecimiento.No hay dudas que el sector más dulce de la industria atraviesa un largo período amargo. Primero fue en 2009, cuando las condiciones climáticas le jugaron en contra, provocando una pérdida de 200 mil toneladas de azúcar, poco más del 10% de su producción normal. Que ahora se suma el desabastecimiento interno y la recomposición salarial de los trabajadores de la caña.
En diálogo con Buenos Aires Económico, Fernando Nebbia, presidente del Centro Azucarero Argentino (CAA), no sólo detalla las causas del faltante del producto en las góndolas, sino que confirma el envío de 60 mil toneladas de azúcar en las próximas cuatro semanas. Un 20% superior a los envíos mensuales realizados en el 2009. Además, adelanta un incremento en el precio del azúcar, en parte por los últimos acuerdos salariales.

–¿Cuántos ingenios integran el Centro y cómo enfrentan las paritarias?
–El Centro Azucarero Argentino (CAA) nuclea al 80% de los ingenios que tienen participación en la actividad empresaria del azúcar, y las negociaciones salariales del sector están regionalizadas. Por un lado, la industria tucumana, y por el otro los ingenios del norte: Salta y Jujuy. En lo que va del año, solo en Tucumán se alcanzó un acuerdo salarial del orden del 37% del incremento del salario básico de la categoría 1. En cambio, los del norte todavía continúan con las negociaciones.

–¿Por qué no se logra alcanzar un salario unificado para toda la actividad azucarera del país?
–Porque desde la regulación del sector los salarios se negocian regionalmente para acomodar las características históricas de ambas regiones. A ver, si llevamos el 37% obtenido en Tucumán, sumado al que negocia la región Norte, como resultado nos da una suba salarial del 45% para los trabajadores del sector. Claro que este resultado impactará en las empresas. Por lo que no es difícil imaginar que parte de esta importante recomposición salarial, en un corto tiempo se traslade a los precios de los productos. Este año a diferencia de otros, la negociación del básico fue muy elevada. Pero para entender algunas diferencias existentes de negociación en las regiones, por ejemplo en Tucumán hay pocos trabajadores bajo la categoría 1, que es la más básica, y en el Norte hay muchos bajo esa condición. Esto sucede porque en Tucumán los ingenios casi no tienen producción agrícola, es decir, la caña es completamente de terceros, en cambio en Salta y Jujuy los ingenios tienen el 90% de caña propia, esto indica que la estructura de empleo en las dos regiones difiere. Sin embargo, estamos trabajando para acortar desigualdades y alcanzar una equiparación salarial.

–Por el faltante de azúcar, los comerciantes sostienen que el problema surge por la cantidad de intermediarios que tiene el sector. ¿Ese es el punto central del conflicto?
–No. El problema de desabastecimiento actual no se explica por el número de intermediarios, como dicen los minoristas. Además, si existen los intermediarios es porque de alguna manera el sistema lo requiere. Pero hay que tener en cuenta algunas maniobras especulativas de algunos. Por ejemplo que los comercializadores de azúcar cuando la zafra está en plena operación, son más de 6.000. No es como se piensa que el negocio está concentrado en dos, cinco, o diez ingenios. Si no que son los 20 ingenios, más los 6.000 productores de caña. Y todos tienen azúcar. Algunos con sus propios canales de comercialización y otros no. Es ahí en donde los pequeños cañeros caen en manos de intermediarios, porque cuentan con poco producto y necesitan venderlo rápido. Y con ellos comienza la retención y especulación del producto.

–¿Qué otras dificultades atraviesan?
–Más que los intermediarios, el mayor problema es la falta de financiamiento para almacenaje. Cuando se tiene una industria zafrera que obtiene su producción total en cinco meses, hay que acopiarla para poder comercializarla doce meses, entonces allí es que surge la falta de dinero para sostener esa estructura. Hay que mantener el acopio para seguir comercializando el producto. Cuando sucede eso, el pequeño cañero busca deshacerse del producto apenas lo tiene. Lo vende a un precio degradado, y es cuando los intermediarios se hacen un picnic. Entonces son éstos señores los que al final del día, retienen el producto, especulan y lo largan cuando sube el precio.

–¿Y cómo cubrirán la falta de financiamiento?
–Elaboramos un plan que el Gobierno anunciará la próxima semana. Se lanzará un programa que facilitará el financiamiento del stock de mercadería durante la época de zafra a precios competitivos. Así con el tiempo podemos evitar que los intermediarios a fin de año sigan especulando con los precios. Esto pasa todos los años, pero ahora se ven más exacerbados. En parte se da por las condiciones de la oferta, que surge por la menor producción provocada por las condiciones meteorológicas del 2009, por la mayor presión de demanda, y por el stock de transferencia que se redujo. Había azúcar para satisfacer el mercado, pero como sabían que había poco transferencia de stock, especularon con sus propios azúcares y esto hizo que la sensación de desabastecimiento creciera.

–Pero en algunos comercios el kilo de azúcar se vende a 7 pesos…
–Eso es un abuso y no podemos permitir que siga sucediendo. Por esa razón decidimos adelantar la zafra, con los azúcares que ya tenemos más lo que vamos a producir, generamos presión y obligamos que bajen los precios. Es un esfuerzo grande para la industria, pero de esa manera ganamos, porque vemos abastecido el mercado. Nuestro negocio es tener el mercado interno satisfecho. Y si empezar un mes antes significa bajar un punto o dos el rendimiento, lo aceptamos.

–Usted anunció que se normalizará el abastecimiento, ya que el sector incrementará en un 20% el volumen de envíos a las cadenas de supermercados. ¿En cuánto tiempo se agilizará la situación?
–En pocos días se verá el producto en las góndolas. Para que desaparezca la sensación de desabastecimiento tiene que sobrar azúcar, es así que el sector decidió incrementar un 20% el volumen. Vender 2 mil toneladas diarias de azúcar en 60 días para resolver los problemas de recepción. El problema no se ve tanto en los hipermercados, sino en los minoristas que tienen un sistema de comercialización distinto al resto. Un claro ejemplo del faltante en los supermercados chinos y otros, es porque aprovechan el inicio de la zafra, o sea compran en el momento que los pequeños productores salen a reventar el azúcar y compran a precios de remates. Entonces cuando terminan el stock, ellos dicen que “no entregan azúcar” y no es así. Sucede que ellos tienen su propio abastecedor. Entonces estos señores comercializan y cobran de otra manera.

–Por último, ¿cómo están los niveles productivos de la industria y cómo cree que evolucionarán en el año?
–Con estos cambios todavía no lo podemos prever. Pero el año pasado las variaciones climáticas nos afectaron. Perdimos 200 mil toneladas de azúcar, casi el 10% de la producción que se estimaba de la zafra inicial. Se dice que las plantas tienen memoria, y si sufrió una helada o sequía, al año siguiente no se comportará con todo su potencial. Así que en 2010 esperamos un incremento del 5%. Es decir que la industria proyecta que, de no mediar condiciones climáticas adversas, la producción de azúcar crecerá este año hasta los 2,2 millones de toneladas. De ese monto, 1,7 millones irán al consumo interno y el resto, a la producción de etanol y a exportación. En la Argentina récord se han producido 2.6 millones de toneladas de azúcar, pero siempre dependemos de cómo están los cañaverales.

Ver nota en BAE
Autor: M.P
Fuente: Diario Buenos Aires Económico (BAE) 16/5/10

Anuncios

Written by elthot

mayo 17, 2010 a 3:36 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: