ESPACIO THOT

Un espacio de reflexión, información y cuando se puede un poco de humor – Por Marina Pagnutti.

Cae un mito: la “colimba” no previene el delito

with 2 comments

Tres economistas de la Universidad de San Andrés y de la Di Tella aseguran que los ex conscriptos son más proclives a la delincuencia.

Por Marina Pagnutti

“Lo que se obtiene con violencia, sólo se mantiene con más violencia”, dijo alguna vez Mahatma Ghandi.
En estos últimos tiempos, la ola de inseguridad desató las más variadas exigencias de famosos y políticos pidiendo leyes más severas y el retorno del servicio militar obligatorio como un freno a la delincuencia.
No obstante, el estudio económico Conscripción y crimen demostró que por esas vías el delito no desciende. Todo lo contrario. Lo eleva. Los economistas Martín Rossi y Sebastián Galiani, de la Universidad de San Andrés, y Ernesto Schargrodsky de la Universidad Di Tella, analizaron una muestra con miles de casos de varones que realizaron la “colimba” entre las clases 1929 a 1975.
Para los que no pisaron el cuartel, el porcentaje de los que terminaron con algún tipo de prontuario fue del 6%. Para los que sí hicieron el servicio militar, en cambio, la tasa sube a 6,27%. Y el cambio de 21 a 18 años también elevó la tendencia. Sin duda, datos que echan por tierra la idea de que el Ejército es la salida.
“El estudio abarcó los casos desde 1901 hasta 1995, año que finalizó el servicio. Y, en el proceso, encontramos que el impacto sobre el delito fue mayor desde que el servicio militar se modificó a los 18 años –esto es, desde la clase ’58 en adelante–. En cambio, el impacto era menor cuando se hacía a los 21. El resultado muestra que esos individuos son más proclives a cometer algún delito.”, explica Martín Rossi a PERFIL.
El economista asegura que los hombres que cumplieron con el servicio militar están en desventaja frente a los que no tuvieron entrenamiento, “tanto en el mercado laboral como en la probabilidad de entrar al delito”.

Móviles criminales. El estudio, a su vez, muestra que el mecanismo no aumenta en todos los crímenes por igual. Más bien se incrementan los casos de delitos contra la propiedad y los cometidos con armas de fuego.
“Creemos que los parámetros provienen del mercado laboral de esas personas. A propósito, descubrimos que los que habían pasado por el SMO hoy perciben salarios más bajos, tienen mayor probabilidad de estar en negro y desempleados. Y en las clases que pasaron por la Marina, registraron una tasa más alta del delito, posiblemente por perder un año más que el resto.”, detalla Rossi.
Con distinto tratamiento, los especialistas concluyeron que las clases ’62 y ’63 que fueron a Malvinas –aunque predominaron los de la primera– tuvieron una incidencia mayor a cometer delitos, con un aumento de 4% más que el obtenido en otros casos. No se conoce si el tratamiento que recibieron los ex combatientes por parte del Estado agravó esa tendencia.
“Los resultados son claros. Quienes hicieron el servicio militar tienen más probabilidad de cometer delitos. En parte, el resultado se desprende por la falta de reinserción laboral”, finaliza Rossi.

Polémica por la vuelta del servicio

Para Néstor Marchant, presidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras, no sólo el informe es falso sino que apoya la idea de restituir el servicio militar. “La estadística es mentirosa. Cuando estaba el servicio militar, ninguno mataba más ni menos. Todo lo contrario. Se hace en todo el mundo. Estamos viviendo la peor época del país y no veo mal que se replantee la posibilidad de reponer el servicio militar”, explica el especialista.
Con otra visión, Horacio Ballester, presidente del Centro de Militares para la Democracia Argentina (Cemida), refuta ambas posiciones. “El servicio militar no constituyó en el delito a nadie. Que se eche a perder uno de 70 mil que se incorporaban cada año no marca un dato fuerte. Es como decir que el que mató al soldado Carrasco, convierte a todos los militares en asesinos. También disiento con la idea que el servicio militar corrige a alguien. El Ejército no está capacitado para eso, sí lo están los psicólogos, psiquiatras, docentes.”
Para Ballester, la idea de reabrir los cuarteles en todo el país, “es una medida inviable y costosa. Además, la solución de fondo nunca está en la represión”.

Ver nota en Perfil.com
Autor: Marina Pagnutti
Fuente: Diario Perfil – 28/02/10

Written by elthot

marzo 1, 2010 a 4:56 AM

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. gracias Marina por tus notas

    Eduardo

    febrero 10, 2012 at 11:12 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: