ESPACIO THOT

Un espacio de reflexión, información y cuando se puede un poco de humor – Por Marina Pagnutti.

Vidas subterráneas

leave a comment »

El accidente en la mina San José, en Chile, sigue impactando. No solo impresiona el encierro de los 33 mineros atrapados, sino el tiempo que necesitan esperar para ser rescatados, que podría ser en tres meses. Pero ¿cómo viven y cómo les afecta física y emocionalmente estar a 700 metros de profundidad?

Por Marina Pagnutti

Ansiedad, depresión, inhalación de gases, exceso de temperatura y alucinaciones, son parte de la amplia lista de situaciones que pueden ocurrir bajo tierra.
Uno de los estudios pioneros sobre los efectos de vivir bajo la superficie en períodos prolongados es bastante explícito al hablar sobre el aislamiento que no es propio del hombre.
En 1972 el geólogo francés Michel Siffre realizó un experimento: vivió durante 6 meses aislado en una caverna, a casi 500 metros de la entrada, donde no llegaba la luz del sol. Parte del experimento era estudiar qué sucedía con sus ritmos biológicos, sus ciclos de sueño y su estimación del tiempo.
Se comunicaba con los investigadores del exterior por medio de un teléfono, e indicaba las diferentes pruebas psico-fisiológicas que iba realizando.
Una de las consecuencias fue que sus días duraban bastante más de 24 horas, por lo que la estimación del tiempo se vio muy alterada -sus días llegaron a durar 28 horas-; o sea, según su percepción, pasó menos tiempo en la cueva de lo que realmente había sucedido.

Pero hoy la situación es distinta. En China, por falta de espacio habitacional y nulas posibilidades económicas, algunos buscan la posibilidad de pasar sus días bajo tierra. Por lo menos es lo que pensó Chen Xinnian, un minero jubilado que se construyó una vivienda de 50 m2 a seis metros bajo tierra en el centro de ese país, una obra en la que invirtió cuatro años de su vida, y con la que solucionó su imposibilidad de adquirir un piso.
Chen Xinnian, de 64 años de edad, y su familia esperan ahora que el gobierno de Henan autorice la construcción.

Entrevistado para la 750, Diego Golombek, especialista en cronobiología e investigador del Conicet, cuenta cuales son las consecuencias del encierro y qué sucede con el organisimo.

Escuchar un adelanto de la entrevista a Golombek /
Hotel Cápsula
Casas subterráneas

Coober Pedy es una ciudad situada en el norte de Australia del Sur. En esta pequeña ciudad, viven unos tres mil habitantes y casi la mitad de ellos, viven bajo tierra.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: